Estás en Francia  Zona Central  Paris 

Descubre la imponente Notre Dame de París, historia, arte y espiritualidad

Publicado: 29/05/2024   -   65 visitas

La Catedral de Notre Dame de París, una de las obras maestras más emblemáticas de la arquitectura gótica, es un símbolo no solo de la capital francesa sino de la historia y cultura europeas.

Situada en la Île de la Cité, una isla en el río Sena, esta magnífica catedral ha sido testigo de casi 900 años de eventos históricos y sigue siendo un destino imperdible para cualquier visitante de París.

La construcción de Notre Dame comenzó en 1163 bajo el reinado de Luis VII y se completó aproximadamente en 1345. Diseñada en el estilo gótico francés, la catedral fue creada para ser un símbolo del poder y la influencia de la Iglesia en Francia y Europa.
A lo largo de los siglos, ha sido el escenario de importantes acontecimientos históricos, incluyendo la coronación de Enrique VI de Inglaterra en 1431 y la beatificación de Juana de Arco en 1909.

Notre Dame también ha sobrevivido a numerosos desafíos, desde la Revolución Francesa, durante la cual sufrió daños y saqueos, hasta el devastador incendio de 2019 que destruyó gran parte de su techo y aguja.
A pesar de estos desafíos, la catedral sigue siendo un monumento de resistencia y renovación, actualmente en proceso de restauración.

La fachada occidental de Notre Dame es una de las más impresionantes del mundo, con su simetría perfecta y sus detalladas esculturas. Las tres grandes puertas están ricamente decoradas con escenas bíblicas y figuras de santos. Sobre la puerta central, conocida como el Portal del Juicio Final, se representa el juicio de las almas, una obra maestra del arte gótico que cautiva a los visitantes con su complejidad y simbolismo.

Por encima de los portales se encuentra la Galería de los Reyes, una serie de 28 estatuas que representan a los reyes de Judea y de Israel, una declaración visual del linaje divino y secular que sostiene la estructura misma de la catedral.

La imponente roseta, o rosetón, del centro es uno de los vitrales más grandes y famosos del mundo, con un diámetro de 10 metros y colores vibrantes que iluminan el interior con una luz mística.

El interior de Notre Dame es igualmente impresionante, con su nave alta y luminosa que invita a la contemplación y al asombro. Las bóvedas ojivales y los arcos apuntados son ejemplos perfectos de la arquitectura gótica, diseñados para elevar la mirada y el espíritu hacia el cielo. La gran cantidad de velas y el suave resplandor de los vitrales crean una atmósfera de paz y espiritualidad.

El altar mayor y el coro están adornados con estatuas y relieves que representan escenas de la Biblia y de la vida de los santos. En la parte posterior del coro se encuentra una serie de capillas laterales, cada una con su propia decoración y dedicatoria.
La Capilla de la Virgen, con su estatua de Notre-Dame de Paris, es un lugar especial de devoción y oración.

Los vitrales de Notre Dame son una maravilla en sí mismos, con sus colores vibrantes y complejos diseños que narran historias bíblicas y de santos. Los tres rosetones principales son los más famosos: el rosetón occidental, el rosetón norte y el rosetón sur. Cada uno tiene su propio carácter y simbolismo, con imágenes que incluyen a la Virgen María, Cristo en Majestad, y una serie de ángeles, profetas y reyes.

Estos vitrales no solo son hermosos, sino que también tienen una función educativa, enseñando a los fieles las historias de la Biblia en una época en la que muchos no sabían leer. La luz que pasa a través de estos vitrales crea un ambiente sagrado y etéreo dentro de la catedral, destacando la habilidad y el arte de los maestros vidrieros medievales.

Las dos torres de Notre Dame, de 69 metros de altura, ofrecen una vista panorámica espectacular de París. Subir los 387 escalones hasta la cima es una experiencia exigente pero gratificante, ya que desde allí se pueden ver algunos de los monumentos más famosos de la ciudad, incluyendo la Torre Eiffel, el Sacré-Cœur y el río Sena serpenteando a través de la ciudad.

En la galería de las quimeras, a medio camino de la subida, se encuentran las famosas gárgolas y quimeras de Notre Dame, que parecen vigilar la ciudad desde sus perchas elevadas. Estas figuras grotescas no solo son decorativas, sino que también tienen una función práctica como desagües para el agua de lluvia.

Debajo de la plaza frente a la catedral se encuentra la Cripta Arqueológica de la Île de la Cité, que ofrece una visión fascinante de la historia de París desde la época romana hasta la Edad Media. La cripta contiene restos de edificios antiguos, calles y artefactos que cuentan la historia de la ciudad y su evolución a lo largo de los siglos. Es un lugar fascinante para los amantes de la historia y la arqueología.

El tesoro de Notre Dame alberga una impresionante colección de reliquias y objetos litúrgicos, incluyendo la Corona de Espinas, un fragmento de la Santa Cruz y uno de los clavos de la crucifixión, que se exhiben en ocasiones especiales. Estas reliquias son de gran importancia espiritual y atraen a peregrinos y visitantes de todo el mundo.

La Catedral de Notre Dame está ubicada en el corazón de París, en la Île de la Cité, lo que la hace fácilmente accesible desde cualquier parte de la ciudad.
La estación de metro más cercana es Cité (Línea 4), que está a solo unos minutos a pie de la catedral. También puedes llegar a las estaciones Saint-Michel Notre-Dame (Línea 4 y RER B y C) y Hôtel de Ville (Líneas 1 y 11), que están a poca distancia.
París cuenta con un sistema de bicicletas compartidas, Vélib', con varias estaciones cerca de Notre Dame. Andar en bicicleta es una excelente manera de explorar la ciudad y sus alrededores.
Si te alojas en el centro de París, la catedral es fácilmente accesible a pie. Caminar a lo largo del Sena hasta Notre Dame te permite disfrutar de las vistas y la atmósfera de la ciudad.

La catedral generalmente está abierta todos los días del año, pero los horarios pueden variar según la temporada y los eventos especiales. La entrada a la catedral es gratuita, pero algunas áreas, como las torres y la cripta arqueológica, pueden tener una tarifa de entrada.

Considera unirte a una visita guiada para obtener una comprensión más profunda de la historia, la arquitectura y el arte de Notre Dame. Hay visitas disponibles en varios idiomas, y algunas se centran en temas específicos, como la simbología gótica o las reliquias sagradas.

La catedral sigue siendo un lugar activo de culto, por lo que puede estar cerrada al público durante los servicios religiosos y otros eventos. Verifica el calendario de eventos antes de tu visita para evitar sorpresas.

La Catedral de Notre Dame es mucho más que un impresionante edificio gótico; es un símbolo vivo de la historia, la cultura y la espiritualidad de París. Desde su imponente fachada y sus vibrantes vitrales hasta sus majestuosas torres y su intrigante cripta arqueológica, cada rincón de Notre Dame ofrece algo para maravillarse.

Dejanos tu comentario

Compartir en

Notas de turismo en Paris

Descubriendo la elegancia real en el Jardín y Palacio de Fontainebleau

Sumérgete en la riqueza histórica del Jardín y Palacio de Fontainebleau, una joya arquitectónica ubicada a solo 55 kilómetros al sureste de París. Este palacio, que ha sido testigo de eventos cruciales a lo largo de los siglos, se convierte en un viaje fascinante a través de la historia de Francia. D...

Museo del Louvre, un viaje inolvidable a través del arte y la historia

El Museo del Louvre, ubicado en el corazón de París, es uno de los museos más grandes y prestigiosos del mundo. Con una historia que se remonta a más de 800 años, el Louvre no solo alberga una colección inigualable de arte y artefactos, sino que también es un monumento histórico en sí m...

La Torre Eiffel, un viaje a través del tiempo y la altura

La Torre Eiffel, el ícono más emblemático de París, no solo es una maravilla arquitectónica sino también un símbolo de la innovación y la belleza que caracterizan a la capital francesa. Inaugurada en 1889 para la Exposición Universal, esta estructura de hierro forjado sigue atrayendo a ...

Lugares para conocer en Paris

Catedral de Notre Dame

La Catedral de Notre Dame es uno de los monumentos más emblemáticos de París y es considerada una obra maestra de la arquitectura gótica.

Panteón

El Panteón es un imponente edificio neoclásico situado en el Barrio Latino de París.

Museo Rodin

El Museo Rodin es uno de los museos más famosos de París, que se dedica a la obra del escultor Auguste Rodin.


Booking.com
Compartir en
Más Alojamiento en Paris:
Seguinos en:
Carcassonne
Le Mans
Lille
Lyon
Paris
Reims
Saint Etienne
Saint Etienne Du Rouvray
365francia.com
La guía online de Francia los 365 días del año
www.365francia.com
Seguinos en:
Términos y condiciones de uso  |  Política de privacidad